BÚSQUEDA POR TAGS: 

4/5/2020

Please reload

NOVEDADES RECIENTES: 

SÍGUENOS:

Escápulas aladas

29 Mar 2017

Muy a menudo, en cabina, habrás observado que las escápulas de tu cliente no descansan de forma relajada y uniforme sobre su parrilla costal. Seguro que también te habrás fijado en la playa, piscina, etc. al observar a l@s bañistas, que en algún@s de ell@s las escápulas sobresalen y se marcan en la espalda. Esto es lo que se conoce por “escápulas aladas”, pero si te has fijado detenidamente habrás observado que éstas protruyen de diferentes maneras.

 

En efecto, no todas las escápulas se marcan de la misma manera en la espalda, esto es debido a que según cual sea la musculatura que esté dominando, la escápula sobresaldrá de una forma o de otra. En este breve artículo vamos a mostrar los dos tipos más comunes de “escápula alada” que podemos encontrar en cabina, diferenciándolos por si sobresale el borde interno de la escápula o el ángulo inferior.

 

 

BORDE INTERNO

 

En este patrón encontraremos como actores principales al pectoral mayor y al subescapular; ambos llevarán al húmero hacia rotación interna arrastrandolo hacia aducción y a la escápula hacia anterior.

A su vez, los antagonistas infraespinoso y redondo menor intentarán devolver al húmero hacia su posición neutra fisiológica, pero debido a  la descompensación de fuerzas (pues el potente pectoral mayor va a mantener al húmero en la posición antes descrita) solo conseguirán separar el borde interno de la escápula de la parrilla costal.

 

Figura n.1

 

Cuando esto ocurra, se podrá observar el borde interno de la escápula sobresaliendo por la espalda (ver figura n.1).

 

 

ÁNGULO INFERIOR

 

Para este segundo patrón el principal actor en juego será el pectoral menor.  El pectoral menor, si está en hipertonía, tirará de la apófisis coracoides hacia anterior y hacia abajo, lo que obligará a la escápula a inclinarse hacia anterior, con lo que el ángulo inferior de la escápula sobresaldrá en la espalda (ver figura n.2). Esta condición se verá agravada si el diámetro anteroposterior de la caja torácica está disminuido, lo que se conoce por pecho hundido.

       

Figura n.2

 

 

Estos dos patrones tan habituales pueden estar presentes a ambos lados del tórax, sólo en uno o mezclados con otros. En la figura n.3 podemos observar como en un lado tenemos un patrón y en el contrario el otro. En la figura n.4 podemos ver como ambos patrones se hallan presentes al mismo tiempo y a ambos lados.

 

 

 

                Figura n.3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura n.4

 

 

 

Texto y fotos:  Josep Ferrer

 

 

Please reload

  • Facebook Social Icon
  • Vimeo Social Icon
  • Twitter Social Icon

CONTACTO

Para cualquier duda o consulta, puedes ponerte en contacto con nosotros:

 

Información
Telf. 93-780 25 58
info@kynalis.com

Nombre *

Email *

Asunto

Mensaje

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Vimeo Icon

© 2017 by Kynalis