Maestros pioneros

Ida Rolf (1896-1979)

Se formó como bioquímica y publicó varios artículos surgidos de sus investigaciones en laboratorios de investigación biomédica.

Posteriormente, en la década de 1940, desarrolló la Integración Estructural, que es un sistema de terapia manual y de educación sensoriomotor que tiene como objetivo mejorar el funcionamiento biomecánico humano como un todo, en lugar de tratar los síntomas particulares.

Su principal objetivo era organizar la estructura corporal humana en relación con la gravedad.

En la década de 1950 impartió clases de Integración Estructural en varios lugares de los Estados Unidos, trabajando para hacer consciente al público en general los beneficios de la Integración Estructural.

 

 

A mediados de la década de 1960 comenzó a enseñar en el Instituto Esalen, donde creó un grupo fiel de estudiantes y profesionales. Esalen, por aquellos tiempos, fue el epicentro del movimiento del potencial humano, permitiendo a Ida Rolf intercambiar ideas con muchos visionarios contemporáneos, entre ellos Fritz Perls.

En 1971 se constituyó el Instituto Rolf de Integración Estructural (RISI), en Boulder, Colorado. El método desarrollado por Ida Rolf ha influido en una amplia gama de otras terapias manuales contemporáneas, que han adoptado su visión holística del cuerpo humano.

Françoise Mézières (1909-1991)

Fue una fisioterapeuta francesa, creadora del concepto de cadenas musculares y del Método Mézières. Para muchos profesionales, su forma de trabajar supuso una revolución para el mundo de la rehabilitación y aportó una nueva visión de la mecánica corporal humana.

Françoise Mézières estudió en la Escuela Francesa de Ortopedia y Masaje en París, obteniendo su diplomatura justo antes de la entrada de las tropas alemanas en la ciudad.

 

 

Mézières aprendió las técnicas de la época, especialmente la "gimnasia correctiva", basada exclusivamente en la potenciación muscular. Pasada la guerra, enseñó en la Escuela Francesa de Ortopedia y Masaje. En aquellos tiempos, la fisioterapia se basaba en la recuperación de la fuerza muscular de los enfermos, considerando que los dolores venían por la incapacidad de resistir las fuerzas de la gravedad por parte de los pacientes.

En la primavera de 1947, cuando acababa de terminar la redacción de un ensayo, una especie de recopilación de la gimnasia terapéutica de la época, descubre lo que llamaría su "observation princeps", que será el origen de su Método.

"Observation Princeps"

 

"Cuando una mañana radiante de primavera de1947 vimos entrar en nuestra consulta una paciente con una gran cifosis, estábamos lejos de sospechar que el destino de nuestra profesión y de una multitud de pacientes estaba a punto de cambiar. Era una persona muy alta y delgada. Un corsé de cuero y hierro había causado, en el intento de restringir el progreso inexorable de su mal, morados en las caderas y alrededor de los hombros y tenía la piel lacerada en siete vértebras al igual que el ángulo inferior de la escápula. Pero la paciente no se quejaba y había venido porque no podía levantar los brazos ni trabajar. Aplicamos, por supuesto, los ejercicios de "enderezamiento" de dorsales para fortalecer los "extensores de la espalda", pero la rigidez era tal que nada era posible. Hicimos colocar la paciente en supino y al presionar los hombros contra la camilla apareció una lordosis lumbar, en la que aplicamos una flexión completa de cadera y entonces, para nuestra sorpresa la lordosis se trasladó a las cervicales, siendo imposible acercar la barbilla hacia el cuello."

"Nuestra observación inicial fue tan inesperada, la evidencia tan sorprendente para una practicante empapada de teorías ortodoxas y de admiración hacia los que las habían postulado, que no me fue posible creer en lo que acababa de ver. Pero la insolente verdad era tan obvia que empecé a buscar desesperadamente una excepción que me habría confirmado la regla sacrosanta. Me resigné al sacrilegio y empecé a identificar las leyes de esta fisiología absolutamente desconocida. De hecho ha sido un gozo inefable comprobar en cada momento, y de mil maneras, la validez de esta teoría."

 


Mézières F. L'homéopathie française. Ed. G. Doin, abril 1972 ; N°4 – 195

Mézières sólo escribió algunos artículos sobre su método y un libro que actualmente no se ha vuelto a reeditar pero que ha supuesto la base para muchas otras obras sobre la reeducación postural global.

Richard Buckminster Fuller (1895-1983)

Fue un arquitecto norteamericano, teórico de sistemas, autor, diseñador e inventor.

Fuller publicó más de 30 libros, acuñando o popularizando términos como "nave espacial Tierra", ephemeralization, y sinérgica. También desarrolló numerosas invenciones, principalmente diseños arquitectónicos, y popularizó la cúpula geodésica ampliamente conocida. Las moléculas de carbono conocidas como “fullerenos” fueron nombradas así por los científicos por su parecido con las esferas geodésicas.

El verano de 1948, mientras experimentaba nuevas estrategias para construir torres, el joven artista Kenneth D. Snelson mostró cierta estructura -aunque no una escultura- a su mentor Buckminster Fuller, quien incorporó de inmediato el hallazgo de Snelson como una pieza central de su sistema de sinergética.

Fue el trabajo desarrollado por Richard Buckminster Fuller, el ingeniero y arquitecto David Georges Emmerich y el escultor Kenneth D. Snelson lo que desemboco en el principio de la tensegridad (tensegrity).

Es a partir de este punto cuando Fuller comienza a trabajar con el principio de tensegridad de forma consciente, y durante las décadas de los años 50, 60 y 70 profundiza en su comprensión. Lo hace a nivel macro, con estructuras estáticas (no dinámicas), desarrollando infinidad de estructuras como esculturas, elementos con funciones artísticas o de estudio visual o arquitectónicas, como la cúpula geodésica.

R. Buckminsterjunt con D. Emmerich y K. Snelson han sido considerados los inventores del nombre del principio de tensegridad. Pero sin duda ha sido Buckminster Fuller la persona más visible en el desarrollo de la comprensión del funcionamiento del la tensegridad.

El Principio de Tensegridad

 

La tensegridad es una característica intrínseca, un principio estructural, una necesidad de lo que existe, donde la autotensió y el autoequillibri estables se dan en presencia de dos fuerzas opuestas, de dos estados: un estado de tracción interaccionando con un estado de compresión, donde uno es consecuencia del otro, y opuesto a la vez, donde un estado no existe sin el otro. Sin uno de los dos estados de tensión no hay autotensión, no hay autoequilibrado, no hay tensegridad; entonces no existe el que debe existir.

 

El cuerpo humano es un cuerpo vivo tensegrítico, y se desarrolla como un TODO. Todas sus estructuras están regidas por el principio de tensegridad. Desde el nivel celular hasta el nivel músculo - esquelético. El reconocimiento de que la naturaleza utiliza estructuras preestresadas y geodésicas a escalas celular y subcelular sugiere que las estructuras de tensegridad son manifestaciones de un principio de diseño común existente en todo el universo.

 

CONTACTO

Para cualquier duda o consulta, puedes ponerte en contacto con nosotros:

 

Información
Telf. 93-780 25 58
info@kynalis.com

Nombre *

Email *

Asunto

Mensaje

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Vimeo Icon

© 2017 by Kynalis